Cabañas Insilivi

Cerca del cráter del Quilotoa existe un pueblo pequeño de duendes y hadas que necesitaban de un albergue para turistas, dando confort y relajación luego de las caminatas por sus verdes prados.